AUTODETERMINACIÓN – INDEPENDENCIA – SECESIÓN

10408556_730681653634650_6079173432531364399_n

     En el Estado de Partidos no es posible que llegue a ser Presidente del Gobierno una persona que, además de tener honestidad mental, hable con propiedad y precisión. La ascensión dentro del partido le obliga a guardar silencio ante conductas deshonrosas de sus jefes y a expresarse en todos los asuntos con calculada ambigüedad. Y el modo de ascender escalones en la jerarquía del partido, condiciona hasta el modo de pensar.

     Para entender el significado de las palabras de Zapatero sobre el derecho de los vascos a decidir libremente su futuro, conviene recordar el significado de los tres conceptos que titulan este artículo, y que incluso la clase política y los analistas de prensa llegan a confundir. Pues la autodeterminación no quiere decir independencia, ni ésta implica siempre una secesión territorial.

     La Autodeterminación es un derecho potestativo, reconocido por la comunidad internacional a ciertos pueblos, para que decidan por vía pacífica, mediante referéndum, su voluntad colectiva de seguir integrados en el Estado Nacional al que están supeditados, o de separarse del mismo fundando un nuevo Estado independiente. Autodeterminación no significa pues, Independencia, pero sí derecho de opción a la Independencia.

     La Independencia es un hecho nacional que se crea con la victoria en una guerra de liberación (EEUU, Argelia), con un movimiento irresistible de la población dominada por una potencia extranjera (India) o con el triunfo de la opción independentista en el ejercicio pacífico del derecho de autodeterminación. La legalidad de este derecho, que comenzó siendo natural, la ha de reconocer hoy bien sea la ONU o bien el propio Estado cuya integridad nacional está puesta en cuestión.

     La Secesión puede ser un hecho o un derecho. En ambos casos, el fenómeno político de la secesión requiere la previa existencia de un Estado Federal o Confederal, del que forme parte el Estado que manifiesta su voluntad de separarse de la unión. La Secesión, como hecho, suele confundirse con la Independencia. Pero no es igual. En las guerras de secesión (E.E.U.U.), lo decisivo es la voluntad de un Estado preexistente de separarse de la unión con otros Estados. Mientras que en las guerras de independencia se trata de la procuración de un nuevo Estado. Los modernos Estados federados han introducido en sus Constituciones el derecho de todos ellos a la secesión.

     Las palabras de Zapatero –decidir libremente los vascos su futuro- definen con exactitud la finalidad del derecho de autodeterminación.

Antonio García-Trevijano Forte

FUENTE: http://antoniogarciatrevijano.com/2006/07/07/autodeterminacion-%E2%80%93-independencia-%E2%80%93-secesion/

Anuncios

“Para que triunfara la democracia asamblearia habría que cambiar la naturaleza humana”.

15-M_devuelve_agenda_reformas_olvidadas_crisis

     El movimiento 15-M, los movimiento espontáneos, tienen todos los defectos de la no espontaneidad. Es decir, que son gente que no tienen preparación política ninguna pero hablan como expertos en política; son personas que no tienen experiencia ninguna en política pero hablan como viejos. No son revolucionarios: son reformistas, todo lo que desean se lo piden al poder. Nada creen que pueda ser conquistado por ellos mismos. Son nuestros enemigos.

     A pesar de su inexperiencia tienen una pedantería y un engreimiento prácticamente anormal, porque son tan dogmáticos que acaban de descubrir que la democracia para ellos es la democracia asamblearia, es decir: la democracia directa sin representación, sin representantes. Y actúan con una soberbia, con un engreimiento, creyendo que han descubierto la piedra filosofal y sin conocer que más de 100 experiencias históricas -se intentó después de Grecia y Roma- fracasaron rotundamente. Incluso en la Edad Media ya era casi imposible su práctica y en la Edad Moderna no digamos: no ha habido un sólo caso en que haya tenido no éxito, que eso es imposible, sino un mediano desarrollo, ni eso siquiera. En la Yugoslavia de Tito -bajo la dictadura de Tito- se intentó la democracia asamblearia y directa, y fue un fracaso rotundo.

     Un gran teórico, el mejor que hay a mi modo de ver, que es Mcpherson, canadiense, hizo un estudio muy completo y muy breve en el librito sobre la democracia asamblearia y directa y, en principio, era favorable a ella -al menos la técnica de su libro es esa- la favorece y luego demuestra la absurda imposibilidad: para que triunfara la democracia asamblearia habría que cambiar la naturaleza humana.


Antonio García-Trevijano Forte

 

 

Crawford Brough Macpherson – La democracialiberal y su época

Crawford Brough Macpherson – La teoría politica del individualismo posesivo De Hobbes a Locke

 

FUENTE:

https://www.meneame.net/story/triunfara-democracia-asamblearia-habria-cambiar-naturaleza

Texto en completo en el primer comentario de: http://www.larepublica.es/2012/02/poder-popular-aqui-y-ahora-que-hacer/

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. Elecciones (XXVII).

135

 

 

     “Las elecciones deben ser tratadas en la Teoría de la República y en la de la Democracia, aunque desde puntos de vista diferentes. A la primera corresponde lo referente a lo político y a la estructura del poder estatal. A la segunda, lo concerniente a la coyuntura, momento y situación de la política, concebida como aspiración a dirigir el ejercicio y el control de todo poder estatal. Son dos teorías complementarias. Por ser de carácter estructural, la Teoría de la República Constitucional, reino de lo político, aspira a tener rango científico. Por ser formal y regulativa de las funciones estatales, la Teoría de la Democracia, reino de la política, sólo puede ser científica si es consecuencia del mismo principio republicano que ha separado los poderes del Estado, para equilibrarlos y controlarlos por los gobernados.

     Este mismo principio funda ambas teorías, la republicana y la democrática, con el único método de distinción entre el campo de lo político, equivalente a lo público, y el de la política, situado en el ámbito del control del Estado por los ciudadanos. El motor que sincronice y conjugue la libertad y la igualdad, las acciones y las responsabilidades, en un conjunto social extenso, no puede ser otro que el de la Libertad política colectiva, fundadora de la República Constitucional y garantista de las instituciones de la Democracia Representativa. Los procesos electorales trascienden, así, a las teorías de la República y de la Democracia, en tanto que son manifestaciones de esa libertad colectiva básica que no es, ni puede ser, ideológica, porque no es una parcialidad social que se pueda presentar con visos de totalidad, sino un concepto universal y formal que no puede ser desmentido o contrariado, sin confesarse parcialitario o totalitario, o sea, discriminador entre lo libre.”

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO

Elecciones

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica