TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE (XXX).

163

      “Si no es utópica ni descriptiva, si es de orden normativo o prescriptivo para la acción teorizada, toda teoría política implica una llamada o convocatoria para realizarla en la sociedad y en el Estado. La teoría de la República Constitucional se basa en la distinción entre el problema de la libertad política, que la democracia representativa resuelve, y los conflictos ideológicos que la procuración de la igualdad social hace surgir en las clases y categorías sociales opuestas, y cuyas mitigaciones o soluciones parciales son asuntos que corresponde tratar a los poderes ejecutivos del Estado y a las legislaturas de la Nación, con separación de titulares y competencias. Pero entendida como los pensadores franceses que la crearon, la filosofía de la acción no tiene esa finalidad. Sólo se interesa por la naturaleza metafísica y óntica de la acción humana, con independencia del principio rector de la inteligencia que la ordene y la voluntad individual o colectiva que la realice. Sin embargo, la teoría republicana que identifica verdad política y libertad de acción colectiva comienza a ser activa y constituyente con ese descubrimiento.

     A diferencia del efecto contemplativo o sensitivo causado por el acceso a las verdades teoréticas o estéticas, el conocimiento de la verdad=libertad produce al instante una con-moción interior, es decir, un impulso anímico hacia los más próximos en afinidades espirituales, en busca de compañía para vivir lo verdadero con la verdad de la acción colectiva de la libertad. Una conmoción mental que se traduce en predisposición a la acción del actuar, en disponerse a conquistar la libertad para todos. De no ser por ello se confundiría con la pasión religiosa de amor, con la vocación científica de penetrar en los secretos de la Naturaleza o con el sentimiento estético que mueve al artista. Expuesta a la precipitación del entusiasmo, esa primera predisposición es ya un conato de acción horizontal, distinta y previa a la disposición a actuar en la verticalidad de las organizaciones voluntarias para alcanzar y mantener el poder político de la libertad colectiva.”

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s