TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE (XXIV).

157

     “Creada y difundida la Teoría Pura de la República, lo que importa definir ahora es la filosofía de la acción colectiva que la realice, en el proceso iniciado por los grupos promotores de la libertad política, dentro del tercio laocrático de alguna sociedad europea, para conseguir la apertura pacífica de un periodo de libertad constituyente. Conocer las fases del proceso implica la necesidad de saber el grado de madurez necesaria para pasar de una fase a la siguiente. La primera fase se ultima con la suficiente difusión del postulado de identidad verdad=libertad, en los centros de opinión y unidades de influencia social. Cada fase prepara las condiciones de acceso a la inmediata, con voluntades de acción colectiva indeterminadas sin los factores que se crean en las fases precedentes. Método prodictivo.

     La función histórica de la simplificación y difusión de la Teoría Pura, viene dictada por la necesidad de dar a la sociedad civil el protagonismo de las libertades públicas y, especialmente, el de la libertad política, para que la res-publica sea el asunto conscientemente común de los ciudadanos. Del mismo modo que, en épocas ideológicas, la izquierda pedía la nacionalización de las empresas de servicios públicos, en la era de la necesidad de verdad en la política, lo inmediato será reivindicar la nacionalización o re-publicación del secreto y la razón de Estado, o sea, la republicanización de la acción política, hoy privativa de los partidos estatales, para extenderla a toda la comunidad, o a la parte ciudadana más sensible a la carencia de libertad política colectiva. Preguntar a los repúblicos sin son de derechas o de izquierdas, en la situación general de servidumbre voluntaria a los partidos-paridos estatales, y sin más libertad política que la de esas agrupaciones, que no obstante son voluntarias, supone y delata un profundo desconocimiento de lo que es libertad y verdad en la política. Pues equivaldría a cuestionar la universal idealidad de los principios morales y políticos incorporados a la Teoría Pura.

     Los futuros gobiernos republicanos serán de derechas o de izquierdas, conservadores, reaccionarios o avanzados al futuro, según las ideologías de las mayorías que elijan al poder ejecutivo y la composición del legislativo. En la noche de la libertad, los gatos que maúllan en los tejados de la servidumbre son buscadores de gatas en celo de pécoras (pecunia), o felinos depredadores de presas débiles. Republicanizar no es acto que los gatos estatales puedan decretar en virtud de su instinto hiperolfativo de Autoridad, ni una expansión discontinua del sentimiento republicano. Requiere un proceso continuado de humanización y nacionalización de lo público, que sólo una acción societaria puede emprender, con iniciativas libres y horizontalmente convergentes, para que de ella emerja una sociedad política intermedia, que interprete las necesidades y represente los intereses de la sociedad civil ante el Estado Constitucional.”

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s