LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA COMO PROYECTO DE ESTADO – Forma de Estado y de Gobierno

210eca162960672b6d69a805aed5dab7

     LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA (1977)

     Antonio García-Trevijano Forte

     III. LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA COMO PROYECTO DE ESTADO

     Forma de Estado y de Gobierno

     “La solución constitucional al conflicto del Estado centralista con las aspiraciones autonómicas no está hoy en el ejercicio de un derecho de autodeterminación, supuestamente concebido como derecho natural e inalienable de las comunidades diferenciadas que componen el Estado. No se pueden homologar las concepciones políticas elaboradas para la liberación y la independencia nacional de los países colonizados u ocupados militarmente por una potencia extranjera, con las necesidades orgánicas de las comunidades diferenciadas en los Estados que realizaron su unidad con anterioridad al momento histórico en que la revolución burguesa realizó la separación entre la sociedad y el Estado.

     Y éste es el caso de España. En el esquema del Estado liberal, cuando la sociedad y el Estado estaban separados, el derecho a la autodeterminación de catalanes y vascos estuvo justificado históricamente por la superioridad de sus respectivas burguesías industriales y comerciales sobre las burguesías terratenientes y financieras del centro. Pero este derecho histórico fue traicionado por esas burguesías <adelantadas> cuando buscaron la protección del centralismo reaccionario para combatir a <su> clase obrera.

     Hoy, el derecho de autodeterminación para los pueblos de España carece de justificación histórica. La autodeterminación, que no es equivalente a separación, sino a derecho de separación, sólo interesa a las fuerzas sociales que tienden a constituirse en Estados nacionales, es decir, a la burguesía. La misión de las clases trabajadoras no es constituir Estados, sino liberarse de la explotación económica y de la alienación social bajo la que realizan su existencia cotidiana.

     Desde un punto de vista histórico, que es el único modo legítimo de juzgar y de enfocar los problemas políticos, las actuales burguesías catalana y vasca no tienen derecho a la separación simplemente porque no son más progresistas ni más ambiciosas en el campo industrial que la burguesía centralista, con la que están además estructuralmente unidas.

(…)

     El marxismo y el leninismo resolvieron la cuestión de las nacionalidades con una innegable coherencia desde el punto de vista de la clase obrera: reconocer el derecho de la autodeterminación solamente en aquellas situaciones, históricamente determinadas, en que una burguesía en fase ascendente y de carácter progresista se ve frenada y oprimida por otra burguesía central reaccionaria (…)

      Pero, en esta cuestión, la incoherencia de los partidos marxistas en España es total, por haber desconocido el carácter fundamentalmente histórico de la doctrina marxista sobre el derecho de autodeterminación aplicada a las nacionalidades.”

 

FUENTE:

PUBLICACIÓN de Ioana Ghemu en el Grupo del MCRC en Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s