TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE (XXII).

155

 

     “El Estado de Partidos no es un Sistema político autónomo, asentado sobre la libertad de verdaderos ciudadanos, sino un Régimen de poder sostenido por el consenso de una sinarquía de partidos estatales, con oligarquías financieras y mediáticas. La prueba está en el hecho negativo de que ni un sólo medio de comunicación, y desde luego ningún partido, osan analizar el grado de probabilidad de que la gran crisis económica actual modifique el inestable equilibrio del pacto tácito del poder estatal con las finanzas, que fundó la modernidad histórica de la expansión económica en la duración estable del pacto colusorio de la política con las finanzas.

[…]

     Las costumbres corruptas de los poderes estatales son más contundentes y eficaces que las facticias Constituciones. La falta de análisis del futuro en las partidocracias procede del ominoso silencio pactado sobre el oscuro pasado que las creó. El secreto hermético del juego de los poderosos con las oligarquías financieras, la usurpación de lo estatal por los partidos que se encaramaron en el Estado sin dar oportunidad a la libertad constituyente, son el bastión mental que protege las partidocracias, haciendo quiméricos los asaltos de la verdad. La ley del silencio sobre los cimientos movedizos de la dominación partidocrática, constituye la omertá de la clase política.

     Si los poderosos viven instalados en la mentira política, sustituyendo el concurso de la inteligencia por el de la listeza, y el de la honestidad por el de la eficacia ineficiente, no hay más posibilidad de alcanzar dignidad y honor que aliándose con la decencia y el coraje de la libertad colectiva, para destruir las murallas del miedo a la verdad. Fuera de la inteligencia y de la honestidad, la eficacia del realismo deviene fruto de la cobarde miopía del miedo colectivo a reconocer la verdad que le desagrada y teme.”

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo VII. FILOSOFÍA DE LA ACCIÓN CONSTITUYENTE.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s