TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo VI. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE GOBIERNO. PODER EJECUTIVO DEL ESTADO (XII).

131

     “Para no ser como los filósofos de Rivarol, “que son más anatomistas que médicos, disecan y no curan” (Fragmentos y pensamientos filosóficos), a continuación se exponen los remedios institucionales de carácter preventivo que, en la Teoría Pura de la República Constitucional, eliminan las posibilidades y tentaciones de todo tipo de corrupción de los poderes ejecutivos, salvo el ocasional, sin recurrir al infantilismo de hacerles declarar sus patrimonios.

 

     No hay necesidad de advertir, por ser obvio, que todas estas medidas, garantistas de la honestidad política, han de ser consideradas no sólo en su juego conjunto, sino además en el nuevo escenario de la acción pública, dentro de un sistema político coherente y realista, donde cada parte institucional se reclama del todo y éste, de cada parte. Es decir, dentro de un verdadero Sistema Político y no de un mero Régimen de Poder.

     Partimos pues, en este capítulo, de la hipótesis optimista de que ya existen, en la realidad política todas las instituciones de la República Constitucional, o sea, una representación monádica de todos los distritos electorales en la Cámara de Representantes; una Presidencia del Consejo de Legislación elegida por ella como representación nacional con facultad de promulgar las leyes; una regulación y control de la iniciativa legislativa; una composición de Comisiones de control del Gobierno con mayoría de miembros de la oposición; y la existencia de una Presidencia del Consejo de Justicia, elegida por los agentes y colaboradores de la acción profesional constitutiva del mundo judicial. Hipótesis preventiva de la corrupción donde sólo quedan por definir, para completar el cuadro institucional garantista de la honradez pública, las medidas legales que afectan directamente al modo de constituir la Presidencia de la República y del Consejo de Gobierno, y al modo de ejercer todos los poderes ejecutivos.”

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo VI. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE GOBIERNO. PODER EJECUTIVO DEL ESTADO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s