TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo V. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE JUSTICIA. AUTORIDAD Y POTESTAD JUDICIAL (XVIII).

110

     “La potestad expresa una posición de poder intermedio entre la autoridad moral que influye, y la autoridad estatal que ejecuta. Las funciones judiciales, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, indican que la acción de juzgar le pertenece por derecho, mientras que la prerrogativa de hacer ejecutar las sentencias sólo implica el deber de rogar la acción del poder ejecutivo. La potestad judicial operaria al modo de la potestad legislativa de la Cámara de Representantes, que debe instar la promulgación de las leyes, para dotarlas de fuerza coactiva por el poder legislativo del Consejo de Legislación, si cuenta con una policía judicial bajo su jurisdicción.

     La iglesia medieval usó la voz potestad como jurisdicción sobre sus bienes temporales. El derecho canónico actual distingue entre la potestad de orden o de oficio, y la potestad de régimen o delegada. Sólo los clérigos pueden obtener oficios para cuyo ejercicio se requiera la potestad de orden o de régimen eclesiástico. Son sujetos hábiles para la potestad de régimen los sellados por el orden sagrado. En el ejercicio de dicha potestad, los fieles laicos tienen realmente jurisdicción cuando cooperan.”

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo V. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE JUSTICIA. AUTORIDAD Y POTESTAD JUDICIAL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s