TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo IV. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE LEGISLACIÓN. PODER LEGISLATIVO DE LA NACIÓN (VI).

77

    “La investigación en esta materia tiene dos objetivos. Uno, detectar el momento y el lugar donde el proceso electoral de las representaciones monádicas, sin contradecir su naturaleza, culmina en la concreción de una representación nacional. Dos, encontrar el fundamento natural y jurídico de la trasformación de la potestad legislativa, propia de la Cámara de Representantes, en poder legislativo que promulgue las leyes, propio de un órgano nacional legitimado por la representación, con facultad de legis ferenda. Por eso es necesario describir ahora el camino recorrido por las representaciones monádicas, partiendo de la hipótesis optimista de que la República Constitucional, elegida en referendum nacional, ya está en vigor, y han sido proclamados los resultados de las primeras elecciones celebradas bajo el sistema mayoritario de candidaturas uninominales.

     El día de las investiduras será declarado día de fiesta nacional. En la capital o ciudad mayor de cada circunscripción, engalanada por los vecinos y animada con pasacalles por la banda musical del distrito, tendrá lugar el solemne acto de investidura del diputado titular y del suplente, en el Ayuntamiento principal del distrito, con entrega de las correspondientes cartas credenciales ante todas las autoridades civiles de la mónada electoral. El diputado prometerá lealtad a la causa concreta y objetiva por la que ha sido elegido representante. No cabe más lealtad que la debida al programa de acción de la candidatura elegida por mayoría absoluta de electores para que ella represente al distrito. La comitiva de autoridades acompañará al diputado titular y al suplente a la toma de posesión en la oficina de la diputación, financiada por el distrito. La jornada se festejará con banquetes, espectáculos y bailes de civismo. Financiada por el distrito y dirigida por el diputado suplente, esa oficina será puente de comunicación permanente con el electorado. El suplente tramitará las iniciativas y quejas de los representados, que despachará con el diputado titular, a quien sustituirá en caso de fallecimiento, incapacidad declarada o revocación del mandato, sin necesidad de celebrar otras elecciones.”

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo IV. PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE LEGISLACIÓN. PODER LEGISLATIVO DE LA NACIÓN.

 

Teoría Pura de la República – 3 VOLÚMENES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s