TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA LIBRO TERCERO. Capítulo III. CÁMARA DE REPRESENTANTES MONÁDICOS. POTESTAD LEGISLATIVA (XXI).

67

     “Bien examinado, lo que podría parecer absurdo, esto es, que un solo diputado tenga a su disposición los mismos medios de estudio, y el mismo tiempo proporcional de tribuna en la Asamblea, que los portavoces o jefes de la mayoría absoluta, o de los grupos dominantes en las votaciones, deja de serlo tan pronto como se entienda que todos están asistidos de una misma legitimación teórica y por una misma razón práctica. La fuerza legal de la razón mayoritaria se refleja en la votación. Nunca en el debate.

     Cien diputados no representan algo distinto de lo representado por uno. Todos tienen la misma representación, la de un solo distrito electoral. Pero el Consejo de Legislación tiene la representación nacional que puede dar fuerza coactiva a las leyes. Pues la mayoría absoluta de los diputados sólo puede comunicarles la fuerza directiva de la razón o del interés general que contienen y expresan. La mente de los representantes no puede expresar más que la fuerza directiva de las leyes, la que se suele argumentar en las Exposiciones de Motivos de las orgánicas. Sólo la voluntad nacional del nuevo órgano que las promulga puede comunicarles su fuerza coercitiva.

     La razón de la Ley está en la Cámara. Su fuerza en el Consejo de Legislación. El diputado aislado tiene más probabilidades de descubrir la razón legal que las agrupaciones de diputados. No sólo porque el pensamiento es cosa de uno y la acción de varios, sino porque el interés de grupo tiene una dinámica propia que, sin autocrítica, dificulta la visión objetiva del interés preferente, al que tiende a confundir con el suyo. La igualdad de oportunidades dará a las minorías el mismo valor deliberante y discursivo y, en consecuencia, el mismo prestigio social que a las mayorías. Lo cual redundará en mayor prestigio de la Asamblea y de las diputaciones.”

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo III. CÁMARA DE REPRESENTANTES MONÁDICOS. POTESTAD LEGISLATIVA.

 

Teoría Pura de la República – 3 VOLÚMENES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s