TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo III. CÁMARA DE REPRESENTANTES MONÁDICOS. POTESTAD LEGISLATIVA (XVI).

62

    “Una cosa es que el Estado moderno sea la personificación de la Nación y otra muy distinta que sea su exclusiva forma de organización y tratamiento. La diferencia entre Régimen político de Poder y Sistema de poder político es la que separa la antigua idea de seguridad respecto de la moderna idea de libertad, o la estructuralidad de la organización respecto a la funcionalidad del ordenamiento. El Estado-organización no es funcional. Necesita el recurso constante al principio de autoridad, a la arbitrariedad inevitable de quien tiene poder indiscutible sobre otros. El ordenamiento jurídico de las relaciones particulares, basado en el principio de libertad, ha constituido el primer factor de civilización de lo público por lo privado, de lo político por lo civil. Mientras que la idea de organización implica la idea de totalidad en lo organizado, la de ordenamiento presupone la libertad de los elementos ordenados. Aquella tiende a la uniformidad en la unidad, éste a la armonía de la diversidad en la pluralidad de la uni-versitas. Derrotado en los campos de batalla, el Estado Totalitario comunicó su espíritu de totalidad al Estado de Partidos, que suprimió la representación política en aras de la integración de las masas partidistas en el Estado.

     En la Teoría Pura de la República está contenida explícitamente la idea de Estado-ordenamiento, como superación civilizada del artificial Estado-organización, del que ya Benjamín Constant predicó su “dificultad de ser” como modernidad organizativa. Esto nada tiene que ver con la extensión máxima o mínima del Estado, cuyas funciones históricas son variables que no afectan a la naturaleza de su invariante función ordenadora de la Sociedad. La cuestión decisiva no está en la dimensión o extensión de las relaciones estatales, ni en la representatividad social que las sustente, sino en la autenticidad de las representaciones políticas que las legitimen.”

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo III. CÁMARA DE REPRESENTANTES MONÁDICOS. POTESTAD LEGISLATIVA.

 

Teoría Pura de la República – 3 VOLÚMENES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s