LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA – La alternativa democrática como acción política

16307_520584248085632_3309599339605148995_n

 

 

Antonio García-Trevijano

<<LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA>> (1977)

 

II–La alternativa democrática como acción política

 

     IV) “(…) Hasta mayo de 1975, y gracias también a la iniciativa de los demócratas independientes, la Junta Democrática fue reconocida y apoyada por las instituciones comunitarias de Bruselas y Estrasburgo. Pero el riesgo de la revolución portuguesa y la desaparición física del general Franco impusieron finalmente en Europa la política de Kissinger para España. El P.S.O.E. renovado ha sido el ejecutante de esta política, en el campo de la oposición, inducido por la Social Democracia alemana.
De otro lado, el sombrío panorama que presenta la profundidad de la crisis económica, con una previsible acentuación del <desempleo inflacionista> retrae a la clase obrera y a las clases medias de toda acción política que plantee directamente la cuestión del Estado.

Estos dos factores explican por qué los españoles han querido la reforma y las elecciones antes que las libertades. (…)
En el último trimestre de 1976 el proceso de maduración del oportunismo de <partido>, que hace más de dos años afloró en ciertas organizaciones políticas de la oposición al Régimen, se ha extendido de hecho a toda la oposición organizada que acaba de liquidar, con sus ilusorias esperanzas de negociación con el Gobierno, la alternativa democrática que ella misma había creado como opción pacífica diferente a la del reformismo del Régimen.

Hoy no existe en la escena política más iniciativa que la del Gobierno. Esta iniciativa consiste en la reforma de las instituciones representativas del Régimen, como medio de conseguir la legitimación indirecta de la Monarquía y la continuidad del poder oligárquico que controla desde hace cuarenta años al Estado. Los liquidadores de la alternativa democrática de la oposición siguen hablando de ruptura, pero aceptan todo lo que el Gobierno les exige. Los partidos y los organismos unitarios de la oposición han abandonado uno a uno los puntos de sus programas que, siendo considerados antes como esenciales para la instauración de la democracia (amnistía, libertades, Gobierno provisional, gobiernos provisionales de autonomía en las nacionalidades, elecciones a una Asamblea constituyente, y sometimiento de la forma de Estado y de Gobierno a la decisión popular), son obstáculos hoy para poder sentarse a escuchar las condiciones que el Gobierno les impone, y para poder participar en las elecciones legislativas anunciadas. (…)”

Publicado en el Grupo de Facebook del MCRC por Ioana Ghemu:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s