TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo I. LEALTAD REPUBLICANA (XI).

27

 

    “Lo que ha manifestado la actual crisis financiera y económica no es, como se dice estúpidamente, la codicia de los ejecutivos de las grandes empresas, sino la complicidad de los gobiernos en el incumplimiento por bancos y aseguradoras de sus obligaciones de lealtad a clientes y competidores. Esta nueva necesidad de lealtad a la igualdad de estados ciudadanos, sólo la puede satisfacer la revolución de la libertad política y de la moral pública, que nunca tuvo lugar en Europa. Y aquí es donde aparece el hermoso principio de la lealtad republicana, en tanto que matriz de todas las lealtades institucionales y del ánimo inspirador de todas sus actuaciones.

     Para entender en sentido positivo la lealtad no basta con haber delimitado sus fronteras con la fidelidad y la solidaridad. Aunque siempre sea difícil definir abstracciones, en el caso de la lealtad se agrava por el vértigo que produce el pensar lo nuevo sobre el vacío de antecedentes científicos y de referencias filosóficas. No obstante, por introspección en las sensaciones, se sabe que la lealtad no es sentimiento equivalente a los de fidelidad personal o solidaridad social, ni virtud parecida a las de justicia o prudencia, pese a que éstas sean a veces sus despertadoras o alentadoras.

     Estaríamos inclinados a pensar que la lealtad es un saber personal, el de saber estar en la vida y en el mundo, si no fuera por la universalidad de su extensión en cualquier tipo de civilización cultural. Pero hay saberes comunes e ingenuos capaces de discernir la realidad de los verdaderos requirentes personales o colectivos de lealtad, y de percibir al instante su verismo, su doblez o su histeria. En todo caso no se trataría de un saber a que atenerse en cada situación y momento, eso está a cargo de la prudencia, sino de saber en cada caso dudoso cual es la finalidad última de la relación concreta de lealtad en la que estamos involucrados, para no dejarla atada a causas torpes, insignificantes o despreciables. La lealtad en abstracto no opera sin la exigencia de saber la causa de cada tipo concreto de lealtad.

     Como no es un tipo de saber técnico ni culto, en la clasificación de los saberes que hizo Max Scheler ocuparía un lugar específico, dentro del tipo genérico de los saberes de salvación, junto a los saberes religiosos o mágicos que embelesan y arrastran a los pueblos en trance de afrontar un grave riesgo colectivo, ante el que no encuentran más lealtad que la de permanecer unidos. Donde se mantiene viva la lealtad, por consenso involuntario, se descubren, entre el estímulo y la respuesta leal, desleal o indiferente, los intermediarios receptores y emisores de esas aptitudes y actitudes que constituyen la mentalidad colectiva. Por aptitud mental, todos podemos ser leales. Pero por actitud, solamente los que saben y aceptan la finalidad del consenso de lealtad. Dos ejemplos concretos explicarán, mejor que esta aproximada definición, lo que de verdad es lealtad social y lo que sólo es apego a lealtades de actualidad inoportuna o impertinente. Vestir sin corbata no es desleal a costumbres que cambian con las modas. Pasearse desnudos por la calle sería deslealtad social, no por ofender con provocación indecente a pudores ajenos, sino por no saber estar en sociedad con lealtad. En la guerra, el patriotismo expresa lealtad; en la paz, ridícula idiotez nacionalista. La relación de lealtad expresa a la vez sentimientos morales, sociales y estéticos por ser cuestión de mentalidad. Lo cual implica que no puede haber lealtad superior a la requerida por la libertad colectiva. Única razón de existencia de la lealtad republicana, a la que está destinada esta Teoría Pura de la República Constitucional.”

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo I. LEALTAD REPUBLICANA.

 

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s