TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. Elecciones (XVI).

124

 

     “Schumpeter creía que las personas inteligentes en sus profesiones se comportan como niños ante las urnas. Siendo gratis, no saben que en ellas comprometen sus intereses personales. En el acto de votar consumen el comprimido de la mercadería política producida durante cuatro años. No es explicación plausible. Los votantes saben que su vida estará favorecida o perjudicada por el partido gobernante. Lo que sucede es mucho más pernicioso. La pasión de votar viene de los apetitos, la de abstenerse, de la razón. Sólo los creadores, los autores de algo que antes de ellos no existía, es decir, artistas, científicos, filósofos, pensadores o inventores de artefactos útiles, piensan en el sentido de lo que están haciendo.

     Los mejores profesionales practican una especialidad que ellos no han descubierto ni creado. No se preguntan por su sentido. Los votantes acuden a las urnas sin pensar en el significado de lo que hacen. Dan por supuesto que eso no es de su incumbencia. La acción de votar les viene impuesta por una ley que ellos no han creado ni estudiado. Votan para mantener la casta partidista de unos profesionales de la política, a los que no siendo iguales en poder quieren verlos como iguales en casa. No se preguntan por qué votan a listas de partido, sino por qué prefieren al jefe de partido que más les agrada o menos les disgusta. Ignoran que no votando hoy se acercan a la posibilidad de elegir mañana. No quieren saber que el sentido de su voto, reunir en el jefe de un partido todos los poderes del Estado, es preferir lo totalitario a lo libre. El secreto de la inteligencia profesional y del conocimiento especializado reside en esta paradoja: el hábito de pensar en lo que estamos haciendo exime de pensar en el sentido de lo que hacemos.

     Los instintos de placer y de aprender encuentran amores y vocaciones. Pero quien escoge, no ama lo que desea. Quien prefiere, no encuentra lo que busca. Sólo elige quien obedece a un impulso de libertad y verdad. El amor a la libertad y a la verdad impide que la buena fe pueda votar en las elecciones de partidos. En ellas no se elige la representación de los electores. Solamente al partido que tenga todos los poderes del Estado. La buena fe humanista y la inteligencia de la libertad no votan lo que no aman.”

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO

Elecciones

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s