TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. Elecciones (XIV).

122

    “Una de las mayores hipocresías del horizonte electoral es la jornada de reflexión. Los despachos de asuntos políticos en las residencias veraniegas de los Jefes de Estado se llamaron jornadas. No porque en ellas se trabajase de sol a sol –la palabra jornada procede de la lengua de Oc, donde “jorn” significaba diurno, sino en recuerdo de las campañas militares que alejaban a los monarcas de sus cortes palaciegas. Nada real o simbólico justifica hoy que la ley obligue a guardar silencio sobre las elecciones, el asunto público por excelencia, las veinticuatro horas que preceden al día de la votación. Tal nadería ha sido pomposamente apodada jornada de reflexión. Nada halaga tanto a las masas serviles como el simulacro de que el poder estatal les permita sentirse inteligentes o capaces de pensar un día. La jornada de reflexión tiene, sin embargo, una evidente utilidad para la clase política. Además de creerse seleccionada por la madurez del pueblo (siempre lo dice tras cada elección), se inmuniza contra la acusación de aprovecharse de la ingenuidad de unos votantes que han gozado, al menos, de un día de reflexión cada cuatro años. Si han tenido la oportunidad de reflexionar durante unas horas, nadie podrá decir después que no sabían lo que votaban.

     El Poder no es consciente de que conceder una jornada de reflexión supone confesar que los días de propaganda electoral intensiva, repletos de emisiones de imágenes retocadas, demagogias, insultos y promesas vanas, son muchos días de irreflexión que atosigan a los votantes, hasta el punto de alelarlos para llevarlos a las urnas sacándolos de la realidad. Y para volver a ella, los responsables de su enajenación política les obligan a guardar silencio durante unas horas de reflexión. No tanto para pensar ellos mismos, como para descansar del ruido que hacen los elegibles para fingir que piensan en lugar de los demás. El silencio de los partidos, objetivo de tan fantasmal jornada, alivia al electorado de tan anestesiante palabrería.”

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO

Elecciones

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s