TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO Elecciones (II)

Imagen

 

     “Lo llamativo en el Régimen totalitario, lo inmediatamente visible era la dictadura personal o de partido único, y la represión de la disidencia por la fuerza bruta de la Autoridad estatal. El secreto de su duración y de su naturaleza íntima, lo que daba legalidad a su brutalidad, estaba en la imposición de hegemonías electorales desde el poder estatal. La sociedad civil carecía en absoluto de toda forma de autonomía electoral. Los votantes elegían lo que el partido único del Estado decidía. Ahora, lo llamativo en el Régimen partidocrático está en la posibilidad de elegir sin coacción, no a la representación política de la sociedad que ha sido suprimida, sino al partido estatal financiado por el erario público que, con preferencia a otros de su misma calaña, debe gobernar, legislar y dirigir a los jueces. No en virtud de un programa, que no tiene o es desconocido por los votantes, sino por ser la sigla que mejor simboliza, a juicio de los votantes de última hora, las ideas dominantes en los medios de comunicación partidista. El secreto de su duración está en la falta de control institucional del poder gubernamental y en la inexistencia de alternativa de gobierno en el período interelectoral.

     Esta observación, que puede hacer el más vulgar analista, evidencia que el eje de rotación gubernamental, el que mantiene el equilibrio interno de dictaduras y partidocracias, está en el sistema electoral de representación proporcional por listas de partido. Este sistema produce dos efectos indefectibles. Uno de ellos, que todo el mundo puede ver de modo inmediato, impide la representación política de los electores, en aras de la auto-representación de los partidos que hacen las listas de candidatos. Otro, más difícil de percibir a causa de la confusión marxista de considerar al Estado como si fuera la sociedad política, elimina la posibilidad de que ésta emerja de la sociedad civil, y pueda realizar la mediación entre el poder estatal y la comunidad nacional. Sin una sociedad política donde se forjen las hegemonías culturales de las ideas dominantes, sean o no las de la clase dominante, todo gobierno es dictadura permanente de un partido estatal, o dictaduras por turno de dos partidos estatales, solos o coaligados con pequeños partidos también estatales. Pues no hay mejor definición de la dictadura que la de poder estatal no controlado por la sociedad gobernada.”

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO

Elecciones

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s