TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. Partidos estatales (XI).

Imagen

 

     “La aguda crisis actual del Estado de Partidos revela que los partidos no actúan como partes de un todo estatal de lo político. Subordinan la función indiscriminada del Estado al interés faccioso, fraccionario y discriminador de cada asociación estatal. Aunque sea difícil que una facción social alcance la categoría de partido, es fácil que un partido estatal degenere en facción y llegue a poner en peligro la unidad del Estado- Nación, a causa de sus ambiciones de lograr efímeras alianzas de gobierno con periféricos partidos nacionarios o nacionalistas, financiados por el Estado del que desean separarse. Son nacionarios los que quieren hacer Naciones. Son nacionalistas los que sacrifican verdad y libertad a la Nación. Hay facción estatal cuando priman los intereses de partido estatal sobre el interés público nacional. Hay facción nacional cuando el sentimiento natural de la patria histórica se pospone al patriotismo de partido nacionalista. Un fenómeno, denunciado por Gramsci, que sustituye la mente individual por la mentalidad partidista, con destrucción de la inteligencia del mundo político y prefiguración de la razón de Estado. La intrínseca aberración de la idea de partido estatal no pretende tener razón social o civil. Existe y se legitima por razón de Estado. Y hay, en fin, facción comunitaria tanto en el facticio patriotismo constitucional como en el separatista.

     El autor de la tesis optimista de que el partido políticamente puro iría desplazando poco a poco al partido-facción, dijo: “Tan pronto como el egoísmo, incluso la terquedad, triunfa sobre el amor a la patria, y de manera consciente e intencionada no hace lo que conviene al Estado y a la Sociedad en general, sino lo que satisface sus afecciones, entonces marcha sobre el camino de la facción” (Johann Gaspar Bluntschli, Carácter yespíritu de los partidos políticos, Nördlingen 1869). Todo partido nacionalista es de naturaleza facciosa. La ausencia de vocación por la verdad ha consagrado la falsedad de llamar partidos a meras facciones voluntarias de poder integradas en el Estado, con Autoridad Pública en tanto que son órganos del mismo. Enseñada como verdad revelada, esta falsedad ontológica se ha establecido como norma del pensamiento, sin una sola contestación en los medios de comunicación ni en la docencia. Los intelectuales de partido estatal no distinguen entre sociedad civil, sociedad política y Estado. ¡Partidos únicamente legitimados por razón de Estado!”

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO.

Partidos estatales.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s