TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA EL FACTOR REPUBLICANO. Unidad, Consenso, Pluralidad (XIX).

Imagen

 

     “Desde la cuna a la tumba el ser humano está ligado a otros seres de la misma especie. Se dice sin fundamento que los lazos de carácter orgánico terminan donde comienzan los mecánicos. La vinculación individual a colectivos nacionales expresaba la impotencia de la persona para alcanzar, por si sola, la plenitud de la vida. Entre la unión orgánica y la agregación mecánica de elementos simples, existen numerosos tipos de vinculación. Pero solamente uno de ellos ha sido calificado de substancial en la reflexión filosófica. Entre las diversas formas de la relación social (convivencia, coexistencia, connivencia, cooperación, mutualidad, reciprocidad), sólo hay una donde las substancias simples (personas) se unen, para integrarse en un compuesto del que surge una sustancialidad colectiva, que no es la mera suma de las sustancialidades individuales. Leibniz llamó vínculo substancial a esta relación real más perfecta. Y Maurice Blondel la interpretó como una nueva concepción de realismo superior, que evita la caída en el idealismo gnoseológico y ontológico.

 

     Además de la materia, la forma y el compuesto al que Aristóteles llamo ingredientes, existe la dimensión humana de la res-publica que, por su propia naturaleza, otorga al todo la unidad sustancial de la esencia y existencia republicana, presente ya en cada mónada particular. Lo cual no sucede en las uniones contingentes que fundamentan las Dictaduras, las Monarquías y las Repúblicas de Partidos estatales. Distintas versiones de un mismo extrañamiento forzoso de la libertad política colectiva. Pero el vínculo substancial de la parte al todo garantiza la integridad y continuidad existencial de la realidad republicana. La unión continuativa está inscrita en todo elemento repúblico, en cada mónada representativa, como potencia única e indivisible de la acción unitaria. El carácter intrínseco de la unión deriva de su génesis común en la unidad epistemológica derivada del conocimiento de la verdad política, o sea, en el descubrimiento de que la verdad política está en la libertad colectiva, o sea, en la de los demás.

 

     Ese vínculo unitario, anterior a todas las posiciones ideológicas, legitima el pluralismo en las opciones de la libertad. El principio de individualización, sin violación de la igualdad individuante, permite considerar a las mónadas republicanas de cada circunscripción electoral, no como simples partes de un compuesto nacional, ni como ingredientes del conjunto, al modo de Aristóteles, sino como su requisito esencial, en el sentido que Leibniz le dio en su metafísica, o condición sine qua non, como se define mejor en esta Teoría Pura de la República Constitucional se requisito del vínculo sustancial, aplicado a la fenomenología política, hace accidentales las nociones psicológicas y sociológicas de la fidelidad y apego a las sindicaciones de poder.”    

 

 

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO.

Unidad, Consenso, Pluralidad.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s