TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – LIBRO TERCERO. Capítulo I. LEALTAD REPUBLICANA (II).

Imagen

 

 

     “Esa libertad constituyente ha de fortalecer precisamente el altruismo genético y dar rumbo ascendente al altruismo cívico, para poder mantener un sano estado de ánimo generoso y vitalista de la sociedad, mediante la hegeliana astucia de la razón, con el juego combinado de instituciones políticas inteligentes. Lo natural, apoyado en los puntales de la libertad colectiva, puede dictar las normas y reglas organizativas de lo artificial, mediante el proceso de paso de los niveles inferiores a los superiores en la organización política de la Nación con forma de Estado respublicana.

 

     Sobre esa virtualidad monádica de la libertad política, con esa unidad irreductible de lo político, donde la lealtad es lugar de vecindad al nacimiento y crecimiento de las vidas personales y sociales, se pueden levantar firmes en sus cimientos naturales, y seguras de sí mismas, las instituciones leales a la República Constitucional. No solo en las relaciones de gobernantes y gobernados, sino dentro mismo de la estructura burocrática del Estado, con la distintas vertientes de la lealtad hacia los administrados, hacia la función pública y hacia el propio interior de la Administración, donde el actual imperio del escalafón sacrifica la verdad y la competencia profesional a la humillante fidelidad personal al superior.

 

     La lealtad no puede ser impuesta como deber legal de la materia social. Hay que dejarla surgir como emanación natural e inevitable del espíritu respublicano corporizado en las instituciones de la República Constitucional. Cosa imposible de lograr si ésta se concibe como una “asociación moral de ciudadanos obligados por la ley a someterse a la autoridad de la República”. Así la definió Michael Joseph Oakeshott, en su filosofía de la asociación civil, a la que llamó Respublica, de naturaleza autoritaria por estar basada en la autoridad moral de las prácticas legales comunes, frente a la asociación facultativa, a la que llamó empresa basada en un propósito común (Sobre la conducta humana, Oxford, Clarendon Press, 1975).”

 

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

LIBRO TERCERO. Capítulo I. LEALTAD REPUBLICANA.

 

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s