TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. El problema político de la libertad (V).

Imagen

 

     “Terminada la Revolución, la inercia reaccionaria creyó que el problema político que la provocó se resolvería con una vuelta a la situación anterior (Restauración). El anhelo de unidad en las facciones, tomando los efectos por la causa, creyó que el problema político lo resolvería un Estado Total que suprimiera las diferencias políticas, bien sea eliminando la política en el seno de la Sociedad, con un Estado ocupado por la reacción social (fascio-nazismo), o bien con una sociedad enteramente absorbida por el Estado totalitario surgido de una revolución de la igualdad (sovietismosocialismo). La ideología liberal nunca concedió trascendencia a la escisión de la conciencia individual en societaria y estatal. Confió en que la libertad de mercado las uniría con el aburguesamiento de la clase obrera.

 

     El final de la guerra fría puso al descubierto no solo la falsedad de todas las ideologías, sino que el problema político no lo causaba la natural separación de lo público y lo privado, sino la ausencia de control efectivo del Estado por la Sociedad, lo cual volvía a reproducir el viejo problema de la servidumbre voluntaria en la nueva relación de mando-obediencia, impuesta por el Régimen partidocrático, sin libertad política constituyente.

 

     Pero el problema político, si está planteado en sus propios términos, tiene una solución tan plausible como en los problemas científicos. Pues lo que reproduce ahora el viejo problema es precisamente la no separación de los poderes estatales y la no representación de la sociedad civil en el Estado de Partidos. La solución no ideológica del problema político está en la sencilla y elegante ecuación de identidad verdad=libertad, que la democracia representativa realiza, como lo hizo en su tiempo la directa. Sin necesidad de que la experiencia colectiva lo confirme, la solución de un problema produce efectos comprometedores en la mente y conducta de quienes la descubren. El conocimiento de la verdad política se aferra a sus vidas personales con la lógica implacable de los conocimientos científicos. Viven pendientes del menor fallo en las experiencias inmediatas o en comprobaciones históricas, hasta que la corroboración definitiva de la hipótesis incorpora el descubrimiento a la vivencia común. Y queden, al fin, liberados de su avasallador compromiso personal, mediante la confortable instalación en la verdad política como libertad colectiva.”

    

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO.

El problema político de la libertad.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s