TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. El problema político de la libertad (III).

Imagen

 

     “El problema político del parlamentarismo, la representación del interés nacional por un mero diputado local y la inseparación del poder legislativo respecto del ejecutivo, quedó eliminado con la fraudulenta idea de que la incorporación de los partidos al Estado sustituía la antigua representación de la Sociedad por la nueva integración de las masas en el Estado. Las Constituciones llamaron separación de poderes a la separación de funciones del poder salido de las urnas de partidos. Ese fue el argumento de la jurisprudencia de Bonn en favor de la partidocracia, a la que consideró moderna superación de la democracia directa de Rousseau, en palabras literales del Presidente del TC de Bonn, Gerhard Leibholz.

 

     Las diferencias entre los idiomas neoliberal y socialdemócrata, turnantes y tunantes en el gobierno de partidos, son tan insignificantes que, sin aflorar en las acciones de gobierno, tipifican con antiguallas demagógicas su particular idiotismo. Sustituyen las ideas con frases entrecortadas que sirvan de titulares de prensa. Esas frases hechas, esos insignificantes y vacíos tópicos domésticos, sin ser integrados en un contexto temporal, espacial, circunstancial o argumental, constituyen la cultura política enseñada en las Universidades. Completada con la propagada en medios de comunicación serviciales a cada partido estatal de gobierno o de espera de gobierno. Las siglas publicitarias neoliberales y socialdemócratas, como todo el mundo mediático, niegan la existencia de problema político genuino. Atribuyen los conflictos sociales y las discrepancias políticas a ignorancia de las masas en cuestiones de Estado y de Mercado. Bismarck instituyó la confusión del problema político con el conflicto social. Y mereció por ello la alta consideración de primer estadista europeo.

 

     El genuino problema político ha sido ajeno a las ciencias sociales. Para ellas consiste en la visión del objetivo último de la política en la competencia entre partidos estatales para mantener o aumentar sus cuotas de poder en el Estado. Definición verdadera para los partidos ubicados en él, pero enteramente falsa para el otro polo de la relación de poder, la Sociedad gobernada. El problema político está precisamente en el polo suprimido, en los gobernados que sufren la acción de gobierno, sin haber sido protagonistas en la forma de constituirlo y sin poder para controlarlo.”

    

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

EL FACTOR REPUBLICANO.

El problema político de la libertad.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s