TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – FACTOR REPUBLICANO. Libertad Republicana (XXI).

Imagen

 

      “Ante el hecho histórico de la necesidad de conquistar colectivamente la libertad política, se configura como payasada la hipocresía que pareció grandiosa dicha por Voltaire: “No creo en lo que usted dice, pero daría mi vida para que pudiera decirlo libremente”. A lo que añadió: “creo en la libertad de pensamiento, pero muera quien no piense como yo”. Tópico que hoy se complementa con el dogma liberal que confunde los derechos privados con la libertad. “Mi libertad acaba donde empieza la de los demás”. Es justamente lo contrario: “sólo se puede ser libre con la libertad de los demás”. Por eso la libertad política es colectiva. Quien no sienta en su corazón esta evidencia nunca sabrá lo que es y no es libertad política.

 

     Cuando no implican verdaderas contradicciones lógicas, las aporías suelen ser simples paradojas gramaticales, que la semántica y la etimología se bastan para resolver. Para saber si la expresión libertad legal es una contradicción aporética o una paradoja semántica, hay que atenerse a las etimologías de libertad y derecho (ley) en las lenguas indoeuropeas, a fin de averiguar si tienen significados equivalentes o compatibles, en cuyo caso no hay aporía o paradoja alguna en concebir la libertad como derecho, o, si se excluyen entre sí, dando lugar, con su incorrecta sinonimia, a la paradoja que llama libertad al contenido facultativo de los derechos subjetivos, para que sus titulares se crean libres, sin serlo. Todo derecho viene de una libertad suprimida al convertirse en facultad legal.

 

[…]

 

     La libertad legal no es aporía, sino paradoja semántica que identifica los derechos individuales privados con las libertades públicas. La aporía aparece en la libertad colectiva que se ejerce de modo divisible a través de derechos políticos personales, o se integra en una acción colectiva simultánea. Se sabe lo que es derecho de voto, de información, de expresión, de asociación, de reunión o de petición. Se ignora que esos derechos facultativos no son actos de libertad política, ni creadores de libertad. Son actos sujetos a las limitaciones de los derechos políticos. El punto de no retorno, en la investigación de lo que es libertad política, se alcanzó cuando la filosofía liberal planteó la aporía de la libertad política, y redujo a paradojas semánticas las pretensiones del lenguaje mediático que llama libertades civiles a las meras facultades del derecho privado. Eliminada del ámbito civil, la aporía de la libertad en el sector público no descubre dónde está y en qué consiste la libertad republicana. La historia de la libertad no permite creer que los derechos subjetivos sean para la civilización actual lo que para la antigua fue la libertad política. Sólo si se resuelve la aporía de la libertad política, se podrá saber por qué las libertades personales se llaman derechos civiles en EEUU, y por qué fue tan distinta, allí y aquí, la recepción de los derechos naturales.”

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

FACTOR REPUBLICANO. Libertad Republicana.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s