TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – FACTOR REPUBLICANO. Libertad Republicana (X).

Imagen

 

     “La libertad de pensar no es privilegio de las intuiciones o imaginaciones anticipadas a la experiencia. Basta la inteligencia crítica para que toda persona pueda pensar sobre los asuntos que le afectan. El sentido común no es un sentido si no capta lo estatal como reparto de poder entre patronos de la opinión política. Y no es común, si no distingue en lo público lo aparente de lo real, si no se extraña de que las apariencias se amparen en lo que no las puede encubrir, sea la lógica de la experiencia inmediata, la del interés económico, la de los sentimientos morales o la de las sensaciones estéticas. Lo excelente huye de lo aparente para no caer en la vulgaridad facticia.

 

     Por sí sola, la inteligencia crítica no es capaz de idear algo nuevo de interés para la humanidad, ni de alcanzar sabiduría moral, científica, artística o técnica. Pero puede dotar de potencia a la libertad de los que alcanzan el saber a qué atenerse en el mundo de la dominación partidocrática y mediática. Este tipo de saber útil mantiene la coherencia entre el modo de ser y de estar en la vida. Los estoicos y los anarquistas creían tener esa coherencia aristocrática de un no saber social que los apartaba de la política y los condenaba a la inacción pública. La recuperación del saber a qué atenerse, mediante la promoción social de la inteligencia crítica, es previa a toda llamada a la acción para la conquista de la libertad política. Ese tipo de inteligencia práctica descubre el único saber a qué atenerse en el ilegítimo y antidemocrático Régimen de Partidos:

 

                            LA ABSTENCIÓN ELECTORAL.

 

Tal sabiduría práctica, sin implicar renuncia a ideología o creencia alguna, camina hacia la verdad, en tanto que contraria a la mentira, porque es la más ecónoma de energías para inclinar las conductas hacia la veracidad, la dignidad personal, la decencia pública. Sin riesgo alguno, esa sabiduría de andar por casa común, está al alcance de la sola voluntad de obtenerla Los dueños de la libertad de los demás son los nuevos partidos estatales. El señorío de los partidos del Estado sobre los gobernados disimula la falta de libertad interior de pensar, con libertades exteriores de obrar sin actuar. La distinción entre el obrar y el actuar tiene una importancia capital y decisiva, pues es antinatural el privilegio de que la actuación política esté reservada en exclusiva a los partidos estatales. La capacidad de obrar, rasgo distintivo de la sociedad civil, realiza los procesos de transformación de la materia, mediante operaciones de sustanciación de objetos con valor añadido. La disputa por el reparto de ese valor entre los dueños de los medios y los operarios de la transformación, originó el conflicto social y las nuevas funciones asistenciales del Estado. La incapacidad de actuar en lo público es también el rasgo definitorio de la sociedad civil en el Estado de Partidos.”

 

 

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

FACTOR REPUBLICANO. Libertad Republicana.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s