TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA – EL FACTOR REPUBLICANO. Libertad Republicana (IV).

Image

 

     “Si prescindimos de sus envolturas ideológicas, sin nos atenemos al sentido etimológico de la palabra libertad, comprobaremos que, junto a los nuevos sentidos que le agregaron los acontecimientos, aún conserva el aura divina del dios Liber «(Baccus)», que hacía crecer la vid, regaba de vino al hombre disponible para reproducirse «(liber)» y procuraba el crecimiento de los niños «(liberi)». Palabras latinas que, como la griega «eleutheros», fueron aplicadas a pueblos con autonomía para desarrollarse, sin dependencia de otras naciones –libertad política en Montaigne-, o con juventud para liberarse de tiranos, sin la servidumbre voluntaria a que se sometieron los liberados de la esclavitud «(liberti)», como siervos feudales. ¡Libertos! Condición de quienes, liberados de la dictadura, sostienen el Estado de Partidos. No hay libertad política en los europeos liberados por EEUU del totalitarismo nacionalista. Sin libertad política, permanecen sujetos en servidumbre voluntaria a partidos estatales. Señorío que reproduce formas de dominación medieval, con patriotismo feudal y vasallaje al partido protector del pacto de fidelidad al feudo. Europa no tendrá independencia ni autonomía mientras dure la cultura satisfecha y optimista del liberto que, como el carnero liberado del lobo, en la fábula de Santayana, está feliz porque el nuevo depredador político le acaricia a veces el lomo.

[…]

     Los modernos libertos, satisfechos de gozar de las libertades civiles de los hombres libres, no echan de menos la libertad política, que creen tener cuando puede hacer, con sus votos a listas censadas, que un partido ladronzuelo gobierne en lugar de otro de su misma calaña. Con libertad de elección entre partidos iguales, los libertos ni siquiera alcanzan el libre albedrío medieval, pues no quieren los efectos de lo que eligen (Dun Escoto), sabiendo de antemano el efecto corruptor de su elección de listas de candidatos impuestos. El pecado no está en elegir la mala, sino en votar a cualquiera de ellas. La libertad de elección en las abadías para designar abades, no era libertad democrática. Ésta requiere que se pueda elegir entre distintas opciones de gobierno, distintas política gubernamental, distinta abadía. Los jefes de partido, como los abades, solo se diferencian por su talante y su cháchara. Y elegir entre talantes y chácharas es la típica libertad de los que cambian de canales en la telebasura. Una facultad tan servil, en provecho de los licenciosos emisores, como la de votar sin el poder de exigir responsabilidades a los partidos estatales votados, posesores y dueños de su corrupto e incontrolable Estado de Partidos.

 

     Los libertos de los Estados regentados por partidos de aparato sólo aprecian la libertad negativa. La que se define por la ausencia de obstáculos al propio deseo, sea por la modestia de éste o por la indiferente apatía a propósitos más elevados. Esa libertad negativa caracteriza más al pensamiento conservador que al sentimiento reaccionario, y no se aleja sustancialmente de la libertad anidada en el inconsciente de la acracia política y del nihilismo moral. La libertad de los liberales, llamada positiva por Isaac Berlin (Dos conceptos de la Libertad, 1959), puede ser civil pero no libre, pues debe ser legalizada o autorizada por un derecho. No es libertad conquistada, sino otorgada. El grado de la libertad depende del nivel de ambición cultural y de confianza en la libertad política. La libertad de los Constant, Mill, Von Mises o Hayek, liberación de obstáculos, seguía siendo negativa. Aunque sea imposible ser demócrata sin ser liberal, hasta ahora el liberalismo europeo, a diferencia del estadounidense, no ha sido democrático, al no haber separado los poderes del Estado, ni exigido responsabilidades reales a los malos gobernantes.”

    

 

Antonio García-Trevijano Forte

TEORÍA PURA DE LA REPÚBLICA

FORMA REPUBLICANA. Libertad Republicana.

http://www.bubok.es/libros/218609/Teoria-Pura-de-la-Republica-3-volumenes
http://www.bubok.es/libros/218606/Teoria-Pura-de-la-Republica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s